Se ruega leer detenidamente la información

Estimad@ compañer@:

 Una vez que se ha puesto en contacto con nosotros, le saludamos y le rogamos lea atentamente lo siguiente. Con carácter previo, es importantísimo que tenga en cuenta las siguientes recomendaciones, fundamentales para la buena resolución del conflicto que nos plantea.

1º).– Si ha contactado con nosotros, por una actuación médico-hospitalaria que considera que ha sido negligente, y que ha tenido como consecuencia el fallecimiento de un ser querido, o secuelas (diagnóstico tardío de un cáncer, alta precipitada, falta de atención/tratamientos, infecciones hospitalarias, mala asistencia en partos, falta de asistencia en urgencias, etc.), lo primero que debe hacer, es NO HACER NADA sin previo asesoramiento de un abogado especialista en derecho sanitario. Solo lo que empieza bien termina bien. Y por favor no haga nada, hasta no asesorarse.

2º).– Una actuación por parte del paciente o familiar llevada a cabo desde el dolor, la frustración, o la desesperación, puede tener consecuencias más negativas que positivas. Por ejemplo, puede alertar dependiendo de cómo pida la historia clínica de una futura reclamación. Insistimos, no haga nada sin estar asesorado por un especialista. Con toda seguridad, el letrado que le asignaremos, será el que más sepa de derecho sanitario de la zona en la que han ocurrido los hechos, y el que más resultados ha obtenido; en otras zonas será el único que exista. Tenga en cuenta, que la Asociación ‘El Defensor del Paciente’ ha posibilitado en este país, demandas que antaño eran imposibles, o cambios legislativos como que se puedan solicitar judicialmente las historias clínicas, cuando se niegan a entregarlas, algo que hace no mucho tiempo no era posible. Los integrantes de esta Asociación con nuestra Presidenta, Carmen Flores, a la cabeza, fuimos antes que luchadores, pacientes o familiares de pacientes que hemos podido vivir la misma situación que Vd. está sufriendo en este momento, y que le ha llevado a ponerse en contacto con nosotros. Este elemento es fundamental, a la hora de entender su problema.

3).- No tarde en informarse. A veces es necesario activar la vía judicial y en el ámbito jurídico existen unos plazos de tiempo para ello. Si se demora puede que no tenga ya ninguna posibilidad, es lo que se conoce como prescripción. Antes que nada, habrá que ver qué plazo existe y la mejor manera de paralizarlo. No es lo mismo que la mala actuación se haya llevado a cabo en un hospital público que en uno privado, ni es lo mismo que Vd. sea un militar o un funcionario con cobertura sanitaria privada, a que simplemente todo haya ocurrido en el ámbito de un seguro privado. Hay miles de detalles a tener en cuenta.

4).- No olvide igualmente que hay veces que su negligencia no es un hecho aislado, sino que forma parte de un conjunto de actuaciones negligentes que afectan a más personas. Es decir, varios de Vds. han sido víctima de un mismo servicio o de un mismo médico. Y con casi toda seguridad, solo las va a aglutinar nuestra asociación.

¿A qué tiene derecho, una vez que ha decidido pedir asesoramiento a través del equipo de ‘El Defensor del Paciente’, haciéndose COLABORADOR nuestro?

A).- Asesoramiento legal inicial gratuito por medio de un abogado especialista en derecho sanitario. Desde la primera consulta el letrado le dirá qué hay que hacer para determinar si el caso que plantea es viable. Igualmente le explicará cómo, cuándo y dónde debe paralizar los plazos de prescripción. Y cómo solicitar su historia clínica o cómo proceder cuando reciba largas para entregársela.

B).- En la mayoría de los casos, la luz verde a la viabilidad del caso va a requerir de una valoración doble: letrado y perito. Los médicos especialistas (ginecólogo, oncólogo, neurólogo, etc.), se los proporcionarán los Letrados de la Asociación, que trabajan con peritos que prestan sus servicios en Hospitales de primer orden. Es fundamental conocer la opinión de un especialista, y de que este sea honesto. No se trata de meternos en un procedimiento judicial a tontas y a locas, sino en conocer que podemos acreditar que se ha producido una negligencia médica, o aceptar lo contrario. No vale tampoco que la viabilidad y la pericial la haga cualquier médico, la debe hacer un especialista.

C).- El cobro del trabajo del abogado y del perito será un acuerdo entre abogado y perjudicado (cliente).

En el caso de que la persona se dirija al abogado como colaborador nuestro, no se le cobrará nada por las citas que el abogado considere oportunas y el precio final será menor. Por el contrario, si la persona no decide inscribirse en la Asociación y acude al abogado de forma particular el costo será mayor.

D).- Si el asunto fuera viable y la persona demuestre que no tiene recursos económicos para afrontar los gastos de una demanda, el letrado estudiará las posibilidades de tramitarle la justicia gratuita y demás prebendas a las que pudiera tener derecho.

E).- Igualmente el hacerse colaborador da derecho a que la Asociación en nombre del paciente realice los escritos de queja que fueran necesarios: por lista de espera, mala asistencia, mal trato, etc. A estas reclamaciones siempre se tendrá derecho sin tener que volver a renovar el pago inicial de inscripción, y la Asociación se dirigirá al centro sanitario concreto o al Estamento Oficial adecuado para solucionar el problema.

F).- Los derechos de colaborador son para la persona que lo realiza y para su unidad familiar: personas a su cargo (hijos, padres, etc.).

El Defensor de Paciente’ como habrá visto en nuestra web www.negligenciasmedicas.com lucha por los derechos de los pacientes, no solo desde los tribunales, sino fuera, denunciando permanentemente situaciones injustas (listas de espera, recortes en medicamentos, falta de sepsis en hospitales, urgencias colapsadas, etc.), que le resulta muy incómoda a la clase política, aseguradoras médicas, etc.  En definitiva a quien ostenta el poder. Jamás hemos querido recibir subvenciones de ninguna fuerza política, social, etc., dado que desde ese momento perderíamos nuestro derecho más preciado: LA INDEPENDENCIA. Esto nos hace ser una organización muy incómoda civilmente y por ello muy potente, pero con recursos muy escasos, motivo por el que no le podemos sufragar gastos como los del perito. Por el mismo motivo, es por lo que solicitamos una única cuota de 60 Euros, que le dará derecho a todo ese asesoramiento inicial gratuito, por parte de los mejores especialistas en derecho sanitario,  o lo que es igual de los pioneros que hicieron posible que se empezara a hacer justicia frente a un estamento que en otro tiempo fue intocable. Cuando decimos cuota única, queremos decir que no tiene que volver a pagar ni al mes, ni al año, ni renovar nunca más, es solo una vez en la vida.

El ingreso debe efectuarlo en nuestra cuenta, domiciliada en BANKIA, IBAN ES25 –  Entidad 2038, Oficina 1062, D.C. 19, Nº cuenta: 60 00 59 56 59. Después de hacer el ingreso deberá remitirnos por correo electrónico (defensorpaciente@telefonica.net) o por carta normal (C/Carlos Domingo nº5 – 28047 Madrid) la siguiente documentación:

1º Copia del ingreso bancario (pues el banco a veces se demora en darnos notificación).

2º La ficha que le adjuntamos rellenada con sus datos. 

 3º Un breve escrito o relato del caso o problema. ¡ATENCIÓN! Por favor, no nos envíe informes médicos, resérvelos para el abogado (entregue copias, nunca originales). Si nos envía informes los destruiremos por ser documentación confidencial que no necesitamos. POR FAVOR, ENVÍENOS la documentación JUNTA, NO una parte por e-mail y otra parte por fax o carta. Nos da igual la forma de remitirlo pero le rogamos nos envíe todos los documentos por la misma vía.

Por último, si dispone de Internet, le recomendamos que entre en el Facebook de ‘El Defensor del Paciente’ con casi 18.000 “Me Gusta” (https://es-es.facebook.com/pages/EL-DEFENSOR-DEL-PACIENTE/128945093787504). Ahí vamos colgando las noticias de la Asociación que diariamente aparecen en los medios de comunicación, la mayoría de ellas relacionadas con casos de negligencias médicas resueltos de forma favorable para el paciente. Puede visitar nuestro Facebook como ejemplo de credibilidad en relación a la labor que venimos desempeñando desde hace ya casi 20 años.

DEFENSOR del PACIENTE

                                                                                      

EL DEFENSOR DEL PACIENTE ni percibe ni ha percibido ¡¡nunca!! ni una sola subvención del Gobierno ni de Comunidades Autónomas.

Perderíamos nuestro derecho más preciado: LA INDEPENDENCIA.

 

DIPTICO DE LA ASOCIACIÓN