profile="http://gmpg.org/xfn/11"> Consejos para salir ileso de un Hospital, Clínica, etc - Asociación el Defensor del Paciente - Negligencia Médica : Asociación el Defensor del Paciente – Negligencia Médica

Desgraciadamente todos alguna vez tenemos que acudir a urgencias, hacernos alguna prueba, etc., qué decir de un enfermo crónico, niño o adulto. Por ello, el desconocimiento, el miedo y el exceso de respeto que tenemos a los profesionales que cuidan o deben cuidar de nuestra salud es  excesivo. De tal forma que lo que nos dice, no lo discutimos, lo creemos como “palabra de Dios”. Esa excesiva  veneración  la capta también el médico, a quien debemos tener confianza ¡no veneración!.

Por  eso, intentaremos humildemente dar lo que creemos que, por experiencia (mala experiencia), hemos sufrido pero no hemos tenido a quien recurrir.

1º  Cuando acudamos a urgencias debemos saber que, cualquier situación irregular, largas horas de espera hasta ser atendidos, horas en un box  o sillón para ser ingresados, sobre todo si son personas ancianas, discapacitados o con dolores intensos o accidentados .

No debemos permitir estas situaciones pero ¡¡jamás!!  debemos levantar la voz ni exigir y menos aun agredir  o intentarlo a ningún médico o personal sanitario ni nosotros ni los familiares del paciente porque perderemos la razón y lo único que conseguiremos es que llamen a seguridad y pasaremos de victimas a agresores.

Si hubiera una negativa a pruebas o tratamiento se solicitará por escrito la razón/-es que existen para ello (siempre que sea razonable lo solicitamos).

Para solicitar hay que hacerlo de forma educada, hablar con el jefe de la guardia exponiendo lo que está sucediendo y ¡¡siempre! dejar reclamación por escrito antes de irse al domicilio.

2º Si entendemos que se da un alta precipitada, no debemos discutir, no salir sin el informe de la razón de por qué se le da el alta. En el caso de negativa, dejar por escrito este extremo y la disconformidad con el alta, diciendo que cualquier eventualidad será responsabilidad del hospital y médico que firma ese alta.  

3º Si viéramos que nuestro familiar corre riesgo vital por falta de atención médica, acudiremos al Defensor del Paciente o a un juzgado de guardia denunciando los hechos, esto en lo que refiere también a la tardanza de ambulancia.

4º  En el caso de estar ingresados y tengamos conciencia de falta de limpieza, cambio de sábanas, mala atención con el paciente  discapacitado o anciano, como por ejemplo: no curarle, no cambiarle de postura, no asearle, etc. hablaremos con el jefe de planta y expondremos  los hechos. Si no da resultado, dejar constancia por escrito en Dirección o Gerencia.

5º – Jamás pediremos el alta voluntaria ni  pedir traslado, en el caso de hacerlo asumiremos la responsabilidad .Si esto lo solicita el médico será el que deba firmar el traslado y el alta.

6º  Si a un paciente se le remite a casa con sondas o cualquier material que necesite cuidados especiales, negarse y solicitar el traslado a centros especiales de crónicos. En el caso de negativa, se dejará por escrito y se responsabilizará de lo que pueda ocurrir al paciente ya que  la familia no es ni médico ni sanitario. 

7º  Si el paciente está en estado terminal y lo remiten a casa, negarse y solicitar un centro de terminales siempre que ése sea nuestro deseo.

8º  Si un paciente, estando ingresado, sufre caída, sufre escara, se le vieran hematomas, heridas, etc. sin causa que lo justifique, acudir al Defensor del Paciente o denunciar los hechos en el juzgado de guardia.

9º  En el caso de infección hospitalaria, o negligencia en cada visita con el médico ir acompañados de alguien que no sea familiar, que escuche ¡todo! lo que nos dicen y decimos y muy importante que hagamos nuestra propia historia anotando todo lo que va ocurriendo o nos van diciendo. 

10º .Se puede solicitar la historia clínica aún sin tener el alta médica (con lo cual no estará completa). Las historias pertenecen al paciente, sin perjuicio de la obligación del centro (público o privado) de conservar los documentos copia u originales (cualquiera que sea el formato informático, papel, etc.) a los efectos legales que procedan y puede ser solicitada por el propio paciente o en su caso por su representante o familiares directos en caso de imposibilidad de aquellos (fallecimiento, incapacitado, etc.).

Tienen 30 días hábiles para la entrega de la Historia clínica, nos harán firmar que la hemos recogido el día tal a la hora tal  y, antes de la firma poner que se recoge la  historia sin  conocer si esta completa «o modificada».

La entrega de la Historia Clínica es inexcusable y debe ser completa y foliada (numerada).

Cada queja por escrito, será una ayuda para los pacientes y para los profesionales insuficientes y colapsados por todos!! Reclama por escrito tus derechos y los de tus seres queridos.

El Defensor del Paciente