profile="http://gmpg.org/xfn/11"> El forense vincula la muerte de una anciana con el colapso de Urgencias - Asociación el Defensor del Paciente - Negligencia Médica : Asociación el Defensor del Paciente – Negligencia Médica

Un informe forense vincula el colapso de las Urgencias con la falta de asistencia y el desenlace fatal que sufrió una anciana el día 18 de enero de 2013, tras acudir al Hospital Macarena aquejada de un edema agudo de pulmón. La mujer, C. F., de 84 años, tuvo que soportar una espera de 36 horas en una sala abarrotada de enfermos y familiares, sin recibir asistencia. No había cama para ella en Observación. Las Urgencias estaban saturadas a principios de 2013. Tras día y medio, esta mujer que acudió con problemas cardiacos entró en el dispositivo de cuidados críticos. No pudo soportarlo. Media horadespués perdió la vida.

En el proceso judicial abierto por este caso y que defiende la letrada del Defensor del Paciente, María Jesús Villalpando, el informe forense reconoce que «una enferma con un edema agudo de pulmón se debe ingresar y vigilar». El Instituto de Medicina Legal, tras valorar el caso, explica en el mencionado informe que la situación que padeció es«constitutiva de una mala praxis». Además, «se considera que el fatal desenlace del fallecimiento está relacionado con el hecho de que se le pautaran medidas asistenciales, pero no se ejecutaran, debido al colapso de las Urgencias del 16 de enero de 2013″, explica Villalpando. La abogada del Defensor del Paciente incide en que «este colapso de unas Urgencias en un hospital de primer orden de Sevilla -Macarena- tuvo lugar en el mes de enero, al igual que ha ocurrido este año».

Esta asociación, que está dedicada a denunciar negligencias médicas, recuerda antecedentes de mala praxis en la asistencia a pacientes remitidos por los médicos de Atención Primaria a Urgencias hospitalaria. Es el caso, por ejemplo, de una reciente sentencia que condena a Hospital de Valme por no diagnosticar un desprendimiento de retina a tiempo, pese a los síntomas que sufría un paciente que acudió a Urgencias con un volante de su médico de Atención Primaria por un posible desprendimiento de retina.

La especialista que atendió a este paciente decidió no hacerle la prueba (fondo de ojo) que habría permitido un tratamiento a tiempo. En la sentencia, con fecha 4 de septiembre 2014, el tribunal condena a la aseguradora Zurich del SAS a indemnizar con 72.767 euros, más unos 10.000 en intereses, al paciente J. A. L. T. por un diagnóstico tardío de desprendimiento de retina.

La Asociación el Defensor del Paciente considera, en su informe anual, que estos problemas de las Urgencias pueden solventarse con una mayor dotación del personal de Enfermería, y con la creación de la especialidad de Urgencias, entre otras medidas. En sus conclusiones, esta entidad dice que «la Administración sanitaria debería asumir el error en la gestión partiendo de cómo organiza y distribuye los recursos humanos y materiales».