profile="http://gmpg.org/xfn/11"> Testimonios / Casos - Página 2 de 4 - Asociación el Defensor del Paciente - Negligencia Médica : Asociación el Defensor del Paciente – Negligencia Médica

carta-icono

Estimada señora Carmen Flores, hablé con usted hace unas semanas y paso a relatarle mi caso como me pidió.
Mi nombre es Esther, el 19 de mayo del 2008 di a luz una futura niña en el Hospital Universitario de Getafe a la que puse por nombre ………….Mi hija nació gran prematura, con solo 25 semanas de gestación, pesó solo 850 gr (llegó a bajar hasta los 700 gr),pero este no fue su úico problema: a la niña la diagnosticaron una enfermedad neuromuscular congénita, STEINER, heredada de mi(aunque yo entonces no sabia que la tenia, hasta que se la diagnosticaron a Edén y después a mi).Esta enfermedad afecta a los músculos del cuerpo y los va degenerando. En el caso de mi hija, no podía respirar sola por no tener la suficiente masa muscular, tardaron mucho tiempo en quitarla el respirador artificial (esto la produjo muchas infecciones que la llevaron casi al borde de la muerte) y aunque ahora respira por sí misma, lo hace con ayuda de oxígeno permanentemente. Por otro lado, la niña tiene grave retraso motor, los brazos y las manos las mueve bastante bien, el cuello muy poco (con casi 9 meses no sostiene ni su cabeza)y las piernas las tiene totalmente inmóviles, y los pies completamente rígidos lo que hace sospechar de la imposibilidad que tendrá mi hija para caminar en un o.

Edén lleva ingresada en Getafe desde su nacimiento y continua ingresada al dia de hoy.

Estuvo mucho tiempo en la unidad de neonatos, primero UCI en incubadora y después en cuna en neonatos. La niña mejoró, y con su oxigeno incorporado paso a la unidad de lactantes donde se quedo bastante tiempo mas. A dos dias  de darle el alta, la niña empeoro volvió a ser intubada y fue trasladada a la UCI del Hospital 12 de Octubre donde permaneció un mes. De ahí volvió a la unidad de lactantes de Getafe donde permaneció hasta el día 12 de diciembre día en que fue dada de alta. La alegria de estar por fin en casa duro poco, ya que el 14 de diciembre, un dia y medio después de estar en casa,…….. sufrió una insuficiencia respiratoria aguda y fue trasladada de urgencia al Hospital Principe de Asturias, donde fue reanimada, nuevamente intubada y trasladada a la UCI del Hospital Clinico  San Carlos donde permaneció cerca de un mes. El 10 de enero de 2009, Edén volvió a la unidad de lactantes de Getafe. Por motivos personales de papeleos y por mis limitaciones de salud yo no pasaba en lactantes todas las noches(dada la imposibilidad  de dormir noche tras noche en un sillón, debido a dolores musculares, trastornos del sueño, ect..).La noche del 13 de enero yo me fui a dormir a casa, me marche exactamente a las 22:15 h. Las enfermeras del turno de noche entraron a las 22:00 h(son exactamente dos enfermeras cada noche). Al marcharme la niña estaba en perfecto estado, cenada y dormidita muy tranquila y a gusto, según me dijeron las enfermeras de la tarde, lo cual yo reitero, al marcharse ellas a las 22:00 h.,la niña estaba en perfecto estado. A la mañana siguiente me llamo la pediatra y me dijo que no me asustara al llegar a ver a Edén porque había sido escayolada debido a una fractura de fémur. Y este es el caso. Yo pido que se investigue que paso aquella noche, una niña de ocho meses, con las piernas inmóviles, tumbada en una cuna, no se hace una fractura de fémur asi tan fácil. He pedido explicaciones y nadie me la ha dado, nadie somos perfectos, pero esas enfermeras tienen la responsabilidad de tener a su paciente en perfecto estado, y si ha habido una posible negligencia, que me den la cara y me cuenten que paso. Algunas madres que durmieron esa noche alli, me comentaron que a la 1:30 de la noche mas o menos, por “alguna razón”,mi hija empezó a pegar alaridos de dolor. Mi hija no tiene la suficiente fuerza muscular para llorar como un bebe normal, cual no seria su dolor cuando de su garganta logro soltar alaridos de dolor. A raiz de esto mi hija ha estado varios dias escayolada hasta el pecho, dolorida, incómoda, lloriqueando añorando mi contacto y sin poderla coger en brazos, cambiándola tumbada, dándola de comer tumbada(lo que la ha provocado continuos vómitos y la imposibilidada de echar los gases),por esto señora, yo le pido que investiguen que ocurrió esa noche, porque incluso si la niña se le cayo a alguien de los brazos, es muy difícil romperse un fémur, una rótula, una tivia, un peroné…si, pero un fémur..Yo, en mi escaso entendimiento en estos temas tengo una pequeña idea, creo que mas que una caída o un movimiento brusco, creo que la niña tuvo el impacto de algo sobre su pierna (tal vez el pulsioximetro, el cual pesa mucho y esta sobre una repisa, por encima de la  cuna de la niña)y a parte, al quitarla la escayola he visto unas costras y heriditas en su pierna, a cual todavía la siente dolorida. Pero la verdad, no lo sé, esto quisiera dejarlo a los expertos, y ya que los mismos pediatras dicen que no es normal que un bebe de ocho meses, inmóvil en una cuna, sufra una fractura de fémur pido por favor, tomen en cuenta mi suplica y hagan lo necesario para hacer justicia en este caso, tomen cartas en el asunto, por favor, he visto sufrir demasiado a mi hija y creo que, al menos, esta fractura se podía haber evitado.
Muchas gracias por escucharme.


 

carta-icono

Esta carta es el testimonio de una desgracia y la denuncia de un delirante sistema político y sanitario. Nuestro padre falleció el 16 de agosto, víctima de una fatalidad vital y de un sinsentido burocrático. Tras el drama, con la serenidad que otorga el tiempo, queremos dejar constancia de una incomprensible serie de decisiones que sin duda contribuyeron a hacer más absurda su muerte. Estos son los hechos:

El pasado 16 de agosto nuestro padre sufrió una disección de aneurisma de aorta. Estábamos en La Adrada. Llamamos al 112 a las 5.35. La ambulancia llegó a las 6.00. El médico decidió llevarlo al Centro Médico de Sotillo. A los 15 minutos entró en parada cardiaca. Como era preciso llevarlo a un hospital, sugerimos que lo trasladaran a Madrid, al hospital más cercano que nos aseguraba un cirujano cardiovascular, pero nos explicaron que era imposible porque estábamos en otra Comunidad: Castilla y León. Decidieron llevarlo a Ávila en UVI móvil pero, cuando estábamos llegando, nos dijeron que era mejor llevarlo a Salamanca en helicóptero: no estaban seguros de que en Ávila hubiese cirugía cardiovascular. Llegó al hospital de Salamanca a las 10.25 (nosotros tardamos mucho menos siguiendo el camino en coche). A las 11.00 entró en quirófano, 5 horas después de sufrir una hemorragia interna por rotura de aorta. No entendemos de política ni de transferencias delegadas a comunidades autónomas en materia de Sanidad, pero el sentido común nos indica que cuando algo grave pasa es mejor ir al hospital más cercano: Si el diagnóstico se produce en Sotillo de la Adrada, el hospital más cercano está en Madrid, a 75 km, no en Salamanca, a 174. Evidentemente nuestro padre falleció, (3 horas después de ser operado), y aunque nos consta que los médicos de Salamanca hicieron todo lo que estaba en sus manos, era una misión imposible salvar a un paciente en tales circunstancias. Necesitamos que alguien nos explique por qué ante una urgencia de esta magnitud no se traslada al paciente al hospital más cercano, ya que de la rapidez de actuación del personal depende su vida. Desconocemos los procedimientos de actuación establecidos en esta comunidad para estos casos, pero creemos que es necesario revisarlos y cambiarlos, dando prioridad al sentido común a la hora de establecer una secuencia de actuación ante una emergencia de esta categoría.

Esperamos que este testimonio sirva al menos para evitar actuaciones tan desafortunadas como las que facilitaron el deceso de nuestro padre.


 

carta-iconoHola Carmen te escribo para comentarte mi caso,el mes de noviembre del 2008. Tuve un accidente de trafico y como consecuencia me operaron de una fractura de la cabeza de fémur en el hospital de Laredo (Cantabria).

Durante estos meses he tenido una recuperación como mis médicos dicen torpida muchos dolores según ellos normales, pero mi asombro ha llegado al hacerme las ultimas radiografias. De camino al médico las miré y vi una especie de escirlas al lado del hueso, le pregunté al médico si eran fragmentos de hueso que se habían desprendido y me contestó textualmente que eran cachos de una broca que me habían dejado en la operación y no pasaba nada por tenerlos ahí. 
El caso es que me lo han dicho al de 6 meses de operarme y por que pregunte a día de hoy tengo pinchazos en la pierna al subir escaleras y no aguanto mas de media hora de pies sin sufrir dolores y no quiero quedarme con esto de por vida.
Bueno sin mas comentarte que tengo revisión el 18 de agosto y me gustaría hablar antes con un abogado, en esta revisión quieren descartar una necrosis.
Gracias por todo Carmen espero que entiendas mi incertidumbre tengo 31 años y estoy un poco asustado.


 

carta-icono Buenas tardes, como hemos hablado durante esta semana paso a relatarte los hechos y datos:

Paciente: ……………………………………
 
El 10 de Septiembre del 2008 acude a las urgencias de su Hospital de referencia («Hospital Virgen de la Salud») aquejada de un dolor intenso en el glúteo derecho, fiebre… allí le diagnostican un abceso perianal en la zona derecha se lo abren y curan y remiten para hacer curas al centro de salud para su seguimiento diario además, de revisiones por el especialista.

-El día 15 de septiembre tiene la primera revisión con el especialista que le indica que sigua con las curas en el centro de salud y le cita para una revisión una semana después.
-El día 22 de septiembre el especialista diagnostica que deben operarla y la incluyen en la lista de espera de intervenciones quirúrgicas.
-El 21 de octubre es requerida para operarse en el hospital Tres Culturas también en la Ciudad de Toledo y donde se le realizan este día todas las pruebas necesarias para su intervención.
-El 27 de octubre es intervenida de una fístula en la zona izquierda, fístula inexistente, y dada de alta hospitalaria el día 28 de octubre, remitiéndola a curas diarias en el centro de salud y una revisión el 11 de noviembre.
-En la revisión del 11 de noviembre y tras pedir explicaciones al doctor de porque la operación estaba en el lado contrario al que inicialmente estaba el abceso el le da el alta, puesto que considera que ya esta recuperada.
Como continua con las molestias, ahora acentuadas, vuelve a ir al especialista de la seguridad social, donde le refieren que en la operación le han dañado un nervio del esfínter, que tiene daños internos y que es necesario volver a operarla para curarle la infección interna que tiene.
-El 26 de noviembre vuelven a intervenirla sobre la operación realizada el 27 de octubre en el hospital provincial de Toledo dándole el alta hospitalaria y cita para revisión el 1 de diciembre.

Desde entonces, y curada la herida producida por la intervención realizada, la paciente sufre incontinencia del esfínter anal, por perdida total del nervio sensitivo de la zona izquierda. Actualmente la están tratando con rehabilitación en el Hospital Provincial de Toledo, intentando fortalecer la zona no dañada para intentar compensar el daño producido aunque es irreversible. 

 

Espero que esta información te sea suficiente, si necesitases mas datos puedes contactar con migo a través de este mismo correo electrónico o en el teléfono movil.
Atentamente.


 

Pages: 1 2 3 4